Últimamente veo mucha desinformación con respecto al alcohol en embarazadas. En gran parte es debido a que el alcohol forma parte de nuestra cultura de ocio, es una droga social permitida.  Y por otra, actualmente muchos ginecólogos no censuran una copa de vino o cerveza con la comida.copa-vino-embarazo

Pero no nos engañemos: no hay establecido un nivel seguro de alcohol durante el embarazo. Las recomendaciones cautelosas de toda la sociedad médica siempre han sido que las embarazadas no tomasen nada de alcohol, puesto que nunca se ha podido realizar estudios científicos que muestren unos límites sanos para su consumo.

No hay que olvidar que el alcohol es el principal agente teratógeno (agente con capacidad de producir malformaciones en el embrión). Esto es debido a que el  alcohol accede libremente al feto y  éste lo metaboliza de forma limitada, por lo que tiende a acumularse produciendo un síndrome fetal alcohólico. Lógicamente a mayor ingesta de alcohol, mayor peligrosidad.

Existe una gran diferencia entre hombres y mujeres para metabolizar el alcohol. Las mujeres tienen menor tolerancia al alcohol que los hombres porque su capacidad enzimática es menos eficaz y poseen una menor masa muscular (a igual ingesta de alcohol el daño será superior en las mujeres). Así mismo podemos afirmar que hay una gran variabilidad entre las mujeres, según la masa muscular y la capacidad enzimática propia.

La metabolización del alcohol por las distintas rutas metabólicas da lugar a acetaldehído, el cual es el verdadero tóxico para el organismo cuando se acumula. La velocidad con que se transforma el etanol a acetaldehído varía en función de la cantidad de alimento que haya en el estómago. Es decir, está transformación se enlentece cuando hay más alimento evitando así su acumulación.

Mi consejo: No es muy recomendable el consumo de alcohol durante el embarazo, en función de la persona puede haber mayor o menor riesgo para el feto y puesto que no existe un límite seguro establecido, en caso de que se decida consumir un poco de alcohol siempre hacerlo acompañado de gran cantidad de comida.

Marta Reyes

Naturópata