Hoy os hablamos de los pujos en el parto. Se trata de uno de los temas que preocupa con frecuencia a las mujeres embarazadas y por el que más nos preguntáis, así que ¡se merecía un post en el blog!

pujos en el parto

¿Qué nos dicen las guías de práctica clínica al respecto?

En otras ocasiones, os hemos hablado ya sobre la guías de práctica clínica. Se trata de un “conjunto de recomendaciones basadas en una revisión sistemática de la evidencia y en la evaluación de los riesgos y beneficios de las diferentes alternativas, con el objetivo de optimizar la atención sanitaria a los pacientes”. (1)

Os contamos en este caso cuáles son las indicaciones de la Guía de práctica clínica sobre la atención al parto normal del Ministerio de Sanidad.

“Una práctica obstétrica objeto de controversia es la de dirigir los pujos maternos durante la segunda etapa del parto. De hecho, los beneficios del pujo dirigido son cada vez más debatidos, aunque el amplio uso de la analgesia neuroaxial hace que sea necesario en muchas ocasiones dirigir el pujo.” (2)

pujos en el parto - recomendación

¿Y esto qué significa?

  • En condiciones fisiológicas, no se recomienda dirigir los pujos a la mujer. En estas condiciones el pujo es reflejo y como tal sucederá de manera involuntaria.

Al tratarse de un proceso involuntario  no podemos aprenderlo ni practicarlo. Te ponemos un ejemplo para que lo entiendas comparándolo con otro acto reflejo, el estornudo. Estornudar es un proceso reflejo e involuntario que no podemos aprender o practicar, “simplemente sucede”. De la misma manera el reflejo de pujo en el parto en condiciones fisiológicas “sucederá”.

  • En condiciones no fisiológicas, cuando el desarrollo del parto por ejemplo está mediado por epidural, será necesario dirigirlos.

Hay muchos matices respecto al tipo de analgesia y el bloqueo que suponga pero en la mayoría de las ocasiones habrá ausencia de reflejo de pujo por lo que necesitaremos que sean dirigidos.

Tendrás una matrona a tu lado que valorará qué pujos son más eficaces para ti y te guiará. ¡Tranquila!

Dentro de los pujos dirigidos, hay distintos tipos (en espiración, en Valsalva…) en los que se usan de manera diferentes las fuerzas de diafragma y abdomen. Los distintos tipos de pujo generan presiones diferentes en la cavidad abdominopélvica. La matrona que te acompañe en el parto valorará la eficacia de los mismos así como el impacto de esas presiones en las distintas estructuras.

 

¿Te ha resultado útil la información? Es uno de los temas que abordamos en nuestro curso de preparación al parto. Nuestro programa de preparación al parto te ayudará a gestionar tu salud con información actualizada, conociendo tus recursos corporales y la fisiología del proceso.

Vive embarazo, parto y postparto  con información, seguridad y confianza.

Nerea Collado Fernández

Matrona

Mª Dolores Teruel Pérez

Fisioterapeuta especializada en uroginecología y obstetricia

www.espaciokenko.com

 

Referencias bibliográficas:

(1) Biblioteca de Guías de Práctica Clínica del Sistema Nacional de Salud

(2) Guía de práctica clínica sobre la atención al parto normal del Ministerio de Sanidad

Imagen:

Unspalsh/Devon Divine